Eduardo Villanes

Equipaje, primer avistamiento
Impresión de gelatina plata, marco “ventana” construido por el autor
Serie 1/10 31 x 44 cm

Equipaje

Equipaje es el nombre que asigné a este adolescente afro-colombiano durante su primer avistamiento, 7am del 23 de mayo del 2016, cuando apareció por primera vez en mi zona de investigación. Se cobijó dentro de una maleta en la separadora de la Caracas luego de ser expulsado por policías del alero de un edificio donde se resguardaba de la lluvia. Me dio la impresión de ser un desplazado “costeño” recién arribado a la capital, se le notaba muy desorientado. En su segundo avistamiento, el 24 de mayo, lo fotografié en una escena escalofriante, tendiendo de manera prolija y meticulosa unos plásticos bajo los que dormiría, como si fueran sábanas en una cama, indicio que provendría de un ambiente familiar en el cual le inculcaron costumbres que repetía mecánicamente. Por la lozanía de su tez y movimientos pude intuir que aún no estaba involucrado en el bazuco y bóxer, o lo estaba poco. La siguiente semana, caminando en las inmediaciones de la ASAB, lo vi nuevamente. Me acerqué y lo fotografié sin que se diera cuenta. Había empezado el proceso de degradación física, adquirido los característicos movimientos de zombi.