TRANSVERSAL

Desde sus inicios Casa Hoffman ha tenido interés permanente por los artistas que trabajan creativamente utilizando soportes tecnológicos.  En esta exploración sistemática se ha dado cabida a diversos curadores para que indaguen el fértil campo de experimentación de los artistas-investigadores activos hoy. Así, en los últimos seis años este espacio ha enseñado pioneros en éste género, artistas reconocidos, de trayectoria intermedia y a quienes se han formado recientemente en la que, hay que mencionarlo, es una tendencia vital del arte colombiano hoy.

Más allá de interesarse en lo científico o en la tecnología en sí, lo que resulta esencial en esta exposición en concreto, son los cruces entre poética, ciencia y fenomenología, el encuentro entre lo perceptual y lo filosófico, más allá de lo puramente técnico.

Tomando como ejemplo el paisaje visual o sonoro, encontramos una correspondencia en la que las formas de captación digital son utilizadas para explorar “lo natural”, noción que permite en su ámbito lugares tan diferentes como los agujeros negros o el curso y la vida de los ríos. Siguiendo a la naturaleza y sus universos posibles como pista (Cortés), encontramos que la botánica irremediablemente atrae a los artistas, para ser descifrada en imágenes digitales que vuelven para ser pintadas (Aune).

La representación pictórica nos sirve también para acercarnos a una idea impalpable como la del multiverso, la existencia simultánea de diferentes universos, una teoría -que sostiene el trabajo de Moreno Hoffman– y que le conecta con las cuerdas en tensión de Alba Triana.

En esta clave los artistas nos recuerdan que la tecnología como el acto poético, superan la obsolescencia programada, y que la creación artística tanto enseña caminos como toma prestados otros (Rivera).

Aunque la tecnología es el obvio lenguaje global, y pensamos en ella como algo mediado enteramente por la digitalización, olvidamos que está presente en algo tan simple y obvio como una cuchara o una pala, y que necesitamos precisamente volver a lo material para entender el presente. Un ejemplo donde “lo natural” nos sirve para explicar esta idea: La agricultura, sabiduría ancestral que se ha tecnificado hasta el extremo, llevándonos a la superproducción, el desperdicio y el envenenamiento ambiental, lo que paradójicamente nos hace volver sobre nuestros propios pasos y valorar hoy más que nunca, los usos anteriores, tradicionales, orgánicos, diversos y no invasivos de la Tierra. Leonel Vásquez, en este curso de ideas utiliza en Transversal el sonido para reflejar los ecos del paisaje oceanico.

Esta relación entre lo natural y lo cultural la promueve el arte, que es capaz de moverse entre pasado, tradición e innovación, lo que se hace manifiesto en un fotógrafo que utiliza en este caso el microscopio para ir más allá de lo normalmente evidente (Herrera), en la utilización del video para retomar la tradición del paisaje decimonónico (Rengifo) y en la suma transversal de lo escultórico y lo interactivo (Atractor).

Transversal, en suma, llama a un despertar de la creatividad, es la punta del iceberg no sólo de la experiencia que acumula Casa Hoffman en sus seis años de historia, también de los intereses y la ética creativa de los artistas colombianos hoy.

Santiago Rueda
Ensayista, historiador e investigador
www.santiagorueda.wordpress.com

Artistas:
Atractor, Karen Aune, Juan Cortés, Iván Herrera, Andrés Moreno Hoffmann, Sandra Rengifo, Carlos Manuel Rivera, Leonel Vásquez, Alba Triana.

Casa Hoffmann
Carrera 2A # 70 – 25.
Bogotá, Colombia.

Inauguración: viernes 23 de octubre de 2020
Fecha de clausura: viernes 27 de noviembre de 2020.
Horario de visita: De lunes a viernes de 11 a.m. a 6 p.m.

Siguiendo los protocolos de bioseguridad, es necesario agendar su visita con antelación, por medio de los siguientes canales:

info@casa-hoffmann.com
Teléfonos:
+57 301 266 2147
+57 1 3576002